jueves, 16 de mayo de 2019

El murciélago Aurelio

Partiendo de nuestros propios nombres, comenzamos a identificar las vocales, ya sabemos que son 5, como los dedos de una mano, y que se llaman: "A, E, I, O, U".

¡Hoy por fin hemos conocido al murciélago Aurelio! ¿Sabéis quién es? ¡El murciélago que va robando vocales! Cuidado con vuestros nombres, a ver si os va a quitar las vocales...



Algún peque ya me ha preguntado que dónde he comprado el cuento para pedírselo a mamá y papá jejeje.

¿Y porqué robará Aurelio las vocales? ¿Para qué las quiere? Pues como somos detectives nos hemos puesto a investigar... ¡lupa en mano!

Hemos escrito su nombre en una cartulina y hemos empezado a ver qué vocales tenía...


¿Y sabéis qué hemos descubierto? ¡Que tiene las 5 vocales!


Así que después, hemos investigado en nuestro nombre para ver qué vocales tenía, pero nadie tenía tantas como Aurelio...



Seguiremos investigando el robo de las vocales...

lunes, 18 de marzo de 2019

Nuestros Nombres

Si hay una palabra más motivadora para los niños y niñas esta es su propio nombre. Es por esta razón por la cual en Infantil, partiremos del propio nombre para comenzar a conocer las letras del abecedario.

En el aula, el nombre de cada niño está escrito junto a su foto en el perchero, en la mesa, en el fichero... Y además contamos con unas tarjetas en las cuales está escrito el nombre de color negro con la inicial de color rojo, para poder identificarla mejor.

¿Qué actividades realizamos?
1. Hoy hemos jugado con nuestros nombres y hemos contado las letras que tiene cada uno, para ello he puesto todos los nombres en la asamblea, de uno en uno tenían que identificar su nombre y cogerlo, después contar cuántas letras tenía, según las letras que tuviese lo tenían que poner debajo del número correspondiente.


Aunque sólo estamos tratando a fondo los números 1 y 2 (asociación de número-cantidad y trazo), comienzan a recitar la serie numérica, y es que todos los días contamos:

- Contamos cuántos estamos en clase. El encargado, con una maraca pasa sobre la cabeza de sus compañeros para averiguar cuántos estamos.(Sabemos que somos 19, si no llegamos hasta 19 es que ha faltado alguien, ¿cuántos faltan?)
- Para recoger los rincones, después de poner la canción de recoger, contamos hasta 10 para finalizar.
- Al entrar del patio contamos cuántos van entrando por la puerta.
- Y en diferentes situaciones, contamos.

2. Todos los días escribo el nombre del encargado o encargada en la pizarra pequeñita o en la pizarra digital, vemos por qué letra empieza, cuántas letras tiene, incluso hay días que contamos cuántas vocales tiene. Pensamos en otros compañeros que empiecen por la misma letra o en otras cosas que empiecen por esa letra.
Después el encargado lo escribe "a su manera" (sabemos que todavía no nos sale perfecto porque al cole vamos a aprender, cada día nos saldrá un poquito mejor).

3. Jugamos libremente con las letras imantadas en el "Rincón de las letras o rincón de la biblioteca".


Otras veces buscamos las letras de nuestro nombre.


O incluso a veces buscamos otras palabras


Nos gustan tanto las letras, que al jugar con plastilina también las realizamos (libremente, sin que se les pida)




Pero es que hay veces que hasta el nombre entero


Es tanto, tanto, tanto lo que nos gustan las letras que las hacemos con cualquier cosa que tenemos entre manos... "seño, la "I" de tu nombre" (la han llegado a hacer hasta con galletas, jeje)


4. Hacemos otros juegos durante la asamblea como identificar las vocales, que ya sabemos que son "A, E, I, O, U".


Las reconocemos mejor porque las tenemos en la asamblea, y además ¡son 5, como los deditos de la mano!


Y gracias la canción de "Ronda de vocales" nos las sabemos todavía mejor.



5. Y también trabajamos la inicial de nuestro nombre de manera individual con diferentes actividades: picar la inicial, pegarle papelitos...


Y así, de esta forma tan divertida comenzamos a conocer las letras y las primeras palabras escritas, nuestros nombres.
El aprendizaje a través del juego es mágico.

domingo, 10 de febrero de 2019

El número 2

¡Comenzamos con el número 2!

Nada más llegar a clase los peques se encontraron un nuevo número en el suelo de la asamblea "¡seño hay un número nuevo!", algunos dijeron que era el 7, otros que si era el 2... lo averiguaríamos.


Para ello realizamos el recorrido del número 2, ¿en qué consiste?
1 - Pasar por el túnel de tela


2- Dar dos saltos, uno en cada aro, con los pies juntos.

3 - Andar sobre el número 2 siguiendo su trazo "da un saltito, se tira por el tobogán y sale a pasear".



4 - Repasar el número 2 suave y sus dos puntitos.



5- Hacer el número 2 mágico. Yo lo dibujo con tiza en la pizarra pequeñita, ellos le pasan el pincel mojado con agua y el 2 se borra.



6 - Realizar el número 2 en la arena mágica (sal).



7 - Y por último ir a por 2 objetos de la clase.

Con este recorrido trabajamos muchos aspectos, la motricidad gruesa, al gatear, saltar dentro de los aros, pasar por el número 2; la motricidad fina, al realizar el trazo del número 2 sobre la textura suave, con el pincel y sobre la sal; y el concepto de cantidad, al ir a buscar los dos objetos.

Y así, a través del juego, es como realmente aprenden.

A parte de este recorrido hacemos muchas otras actividades relacionadas con el número 2 a lo largo de los días.

- Otra actividad ha sido realizar el número 2 con plastilina, según lo iban haciendo, les escribía el número 2 en la mano con un rotulador.



- Y también hacemos actividades en el patio, junto con los compis de la otra clase de 3 años.

Les dijimos que fuera estaba sobre una cartulina el número 2, pero se habían perdido los círculos tan bonitos que lo decoraban (cada círculo estaba dividido en 2 partes, dos semicírculos), así que nos convertimos en detectives y nos pusimos a buscar por todo el patio. Cada peque debía coger dos semicírculos para poder pegarlos en el número 2. Les encantó ir descubríendolos, además se ayudaban entre ellos.


Mañana seguiremos con más actividades relacionadas con el número 2.

domingo, 13 de enero de 2019

El número 1 (II)

Durante el primer trimestre comenzamos con el reconocimiento del número 1

El concepto de número es abstracto para los peques, aunque a veces saben nombrar la serie numérica del 1 al 10, no son capaces de relacionar los diferentes números con su cantidad.

Un día, al llegar a clase, nos encontramos una carretera ¿qué era aquello? hay quien dijo que parecía una letra, otros que un número... incluso alguien dijo ¡es el uno!


Buscamos por la clase si el número 1 estaba en algún otro sitio y resultó que sí, estaba en el calendario, en el tablón de la asamblea, en el rincón de la biblioteca... 

Luego jugamos a levantar un dedo, un brazo, una pierna, un pie... también contestamos a preguntas ¿cuántas cabezas tenemos? ¿cuántas narices? ¿cuántas barrigas?... y fuimos a buscar un objeto de la clase, pero ¡solo uno! 

También hicimos el recorrido del número 1. Pasando por el túnel, recorriendo el número 1, repasando con el dedo los números 1 de las diferentes texturas y también lo realizaron en la "arena mágica".





Realizamos el número 1 con plastilina y al lado le pusimos una bolita.


Y lo realizamos en papel con pintura de dedo.


Otras veces lo repasamos en la Pizarra Digital Interactiva, que alguien hizo magia y salía de colorines.


Algunos días de otoño lo cubrimos de hojas de los árboles.


Y esta semana, para repasar el número 1 y el color rojo, lo hemos cubierto de piezas de la construcción de color rojo, cada uno cogía una sola pieza.


Y con estas y otras actividades vivenciales es como pueden ir afianzando el trazo del número 1, así como la noción de cantidad, antes de poder plasmarlo bien sobre el papel con un lápiz.

Y cada vez que quieran pueden ir a repasar el número 1 en las diferentes texturas (el que más les gusta es la azul del limpiapipas porque es muy suave).



¡Pronto comenzaremos con el número 2!

domingo, 9 de diciembre de 2018

Canciones para las rutinas del aula

En Educación Infantil las canciones son "mágicas", gracias a ellas se crea en el aula un clima alegre y relajado, ayuda a los niños y niñas a ampliar su vocabulario, a ejercitar su memoria, ritmo, pronunciación...¡todo ventajas!

Hay canciones que se utilizan para las rutinas propias del aula, como dar los buenos días, recoger los juguetes, cambiar de actividad, o para afianzar contenidos de la unidad que se está tratando en ese momento.


Voy a compartir algunas de estas canciones, ya sean las letras o las propias canciones; así como poesías, para que en casa también podáis disfrutar de ellas.

En la asamblea cantamos la canción de "Buenos días" utilizada en la pedagogía Waldorf. Esta canción es muy tranquila y va acompañada de gestos.

Buenos días Sol y buenos días Luna,
buenos días tierra y piedras,
buenos días flores y animales,
buenos días árboles y pájaros.
Buenos días a mí
y buenos días a todos.

Después cantamos "Hello!":


Cuando pasamos lista y ha faltado algún compañero, también cantamos una canción:

(nombre del niño/a) no ha venido,
(nombre del niño/a) no ha venido,
¿dónde estará? ¿dónde estará?
quizás esté malito/a, quizás esté malito/a,
en casa está, en casa está.

Los días de la semana los aprendemos con la canción "El gusano de la semana":

El gusano de la semana que tiene siete días,
lo hizo el Sol y a la Tierra se lo dio.
Lunes perezoso,
martes dormilón,
miércoles divertido, 
jueves juguetón,
viernes de recreo,
a mi casa me voy yo,
sábado y domingo nos vamos de excursión.
¡Atención! lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado y domingo.

Y para los meses del año, esta poesía:


Como nuestra unidad trata sobre las partes de la cara, y el cuerpo en general, hacemos esta rima de Tamara Chubarovsky "Un niño hay aquí". A veces se la hago al encargado/encargada, y otras veces se la hacen ellos mismos.



Cantamos la canción de "Pimpón":

Pimpón es un muñeco,
muy guapo y de cartón, de cartón,
se lava la carita, con agua y con jabón, con jabón,
se desenreda el pelo con peine de marfil, de marfil,
y si se da tirones, no llora ni hace así, ni hace así.

Y la poesía:
En mi carita redondita,
tengo ojos y nariz,
y también tengo una boca,
para cantar y reír.
Con los ojos veo todo,
con la naríz hago "achís",
y con la boca me como,
palomitas de maíz, palomitas de maíz.

Una vez finaliza la asamblea, para ir a sus sillas canto la canción:

One, two, three, walk with me, walk with me,
One, two, three, walk with me, walk with me,
one, two, three, sit down please.

Antes de comenzar una actividad en la que tengan que usar el lápiz, cera o rotulador, hacemos la rima de Tamara Chubarovsky "El pollito", así luego les digo que cojan el lápiz con el piquito del pollito (índice y pulgar). 

IMPORTANTE: todos los vídeos de rimas de Tamara Chubarovsky son para hacérselos directamente a los niños y que ellos, si quieren, imiten los gestos, NO PARA VERLOS EN LA PANTALLA, sino pierden el sentido para el que están hechos (De este vídeo, solo hago la rima una vez con las manos)


Después de jugar en los rincones, les canto una canción para recoger en castellano y seguidamente les pongo una en inglés, cuando finaliza, cuento hasta 10. Ese es el tiempo que tienen para recoger todo. La canción en castellano es:

A guardar, a guardar,
cada cosa en su lugar,
despacito y sin romper,
que después hay que volver.

Y en inglés:



Hay veces que para hacer la fila también cantamos canción:

Para salir y para entrar
una fila hay que formar
uno delante y otro detrás
pero sin empujar.

Al volver del patio pongo música relajada (muchas veces es música clásica) aparece en Youtube , para que se relajen en sus sillas mientras les voy haciendo cosquillitas con la pluma mágica.



También les gusta mucho la rima de "El cocodrilo", esta la solemos hacer al finalizar, antes de irnos al comedor o a casa. Les viene genial para el desarrollo contralateral (al igual que el gateo).


Os dejo más información sobre las rimas de Tamara Chubarovsky, cómo utilizarlas y dónde encontrar más, muchas de ellas están en Youtube. Durante el año les voy introduciendo estas rimas, dependiendo de las estaciones del año y del centro de interés que estemos tratando. Desde que hice el primer curso con Tamara, he utilizado estas rimas en el aula y a los peques les encantan.


Y a lo largo del día van surgiendo también canciones improvisadas acompañadas de maracas, pandero, palmas... y todo aquello que se nos ocurre.